Hasta los cojones de la polémica por la ley Sinde.

Sí, ya sé que en el anterior post también hablé de ella y que es paradójico que diga que estoy harto de tanta polémica y siga hablando de ella.

Pero es que, con la dimisión de Alex de La Iglesia como presidente de la Academia, el tema vuelve (again) a salir a la palestra. Y estoy un pelín harto.

Harto, en primer lugar, de que se manipule a la gente y se la ponga en contra del mundo “artístico” con una ley que, en el fondo, no se resuelve en absoluto el problema que intenta paliar.

Harto de entrar en Menéame y que el 95% de las entradas sean post de blogs donde se pone a parir a todo aquel que trabaje en la industria audiovisual, sin tener ni la más remota idea de cómo es ese mundillo.

Harto de que se diga que todos los que trabajamos en esa industria somos asalariados del gobierno porque recibimos subvenciones. En primer lugar porque la mayoría de gente que trabaja haciendo tele o cine no recibe un duro de las instituciones. Se tiene que buscar la vida en una industria en la que la inestabilidad laboral absoluta y las pésimas condiciones son la norma.

Harto de que a diversas asociaciones de diversa índole les indigne más que un gobierno intente que ellos no puedan bajarse las últimas películas de estreno que el hecho de que ese mismo gobierno lleve a cabo recortes de derechos básicos, como una innecesaria reforma del mercado laboral o el retraso de la edad de jubilación, a instancias de los bancos y las grandes fortunas.

Harto de que la gente se queje de las subvenciones al cine español pero no digan una palabra de las que reciben los toros, las empresas, etc.

Harto de que se diga que el cine español es siempre una mierda, pero que luego todo dios vaya a ver Celda 211 y todo el mundo diga que es cojonuda (porque lo es)

Harto de que se diga que el cine americano siempre es mejor que el patrio, cuando al menos el 70% de las pelis que nos llegan aquí (y soy benévolo) son una mierda pinchada en un palo. Con mucho presupuesto, sí. Pero una puta mierda.

Harto, en definitiva, de que la gente se deje manipular en vez de pensar un poquito después de informarse.

Pos eso.

Anuncios

6 Respuestas a “Hasta los cojones de la polémica por la ley Sinde.

  1. No podría estar más de acuerdo. Esta criminalización del sector está empezando a afectarme, dan ganas de emigrar. Y eso es lo que les gustaría a algunos, claro.

  2. Emigrar sí, ¿pero dónde? Ese es el drama.

  3. Como decían en un blog que leí hace poco, la gente se indigna por su “derecho inalienable a bajarse canciones de Melendi”.
    Así que desde ya sugiero que emigremos a Australia, ese país lleno de hombretones. Si Elsa Pataky ha cazado a un australiano buenorro, ¿por qué las demás no?

  4. Tío, no me jodas. Yo me dedico a esto, soy de izquierdas y el cine español es una puta mierda y los cineastas españoles unos putos cobardes, si no mira lo que están haciendo esta misma tarde con De la Iglesia (ninguno de los que apoyan la inútil ley Sinde que no servirá para nada, salvo Segura, a apoyado públicamente a su compañero cineasta).

  5. Esti, a mí es que eso de los tíos buenorros, pues no me motiva demasiado. Pero vamos, que si hay que ir, se va.

    Gracias Galahan.

    Nicholas, insisto en que creo que la Ley Sinde es ineficaz, pero también insisto en que generalizar sobre “el cine español” es como hacerlo sobre el “cine francés” o el americano. A mí me gustan determinadas películas, sin tener nada que ver con el país donde se haya producido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s