A la gente le caemos malamente.

Pie de foto: Un par de guionistas reciben su merecido por chupar del bote.

Sí, compañeros de profesión que estáis en vuestras casas cómodamente leyendo esto, a la gente la caemos mal. Es más, la gente odia a los guionistas.

Como sabéis ya ha salido en el BOE la convocatoria a las subvenciones para el desarrollo de guión de largometraje y la noticia ha aparecido en Meneame. Cuando yo la he leído había nada menos que 135 comentarios y el 99% de ellos eran para decir que todos los guionistas somos unos hijos de puta mantenidos por el Estado y que menuda vergüenza que, con la que está cayendo, le den dinero a alguien para escribir cuatro chorradas. Esto, leyendo entre líneas.  Aquí van algunos de los comentarios que más me han gustado:

“Genial. Ando escaso de dinero; voy a ponerme a escribir alguna chorrada, a ver si me llueve una subvención”

“¿Al final los piratas quienes eran? No me queda muy claro”

“¿Pero para repartir lo robado no estaba la SGAE?”

“Bueeeeno, siendo el cine español como es, casi mejor pagarles por que no peliculicen esos guiones”

“Se primarán las mierdas que sean españoladas. Ahora entiendo por qué casi todas las películas españolas son una mierda.”

Bueno, ya os imagináis por dónde van los tiros.

En realidad a nosotros no nos odian. Nosotros sólo les caemos mal. Odiar, odiar, ellos odian a González Sinde. Sí, básicamente se dedican a decirle de todo menos bonita a la Ministra Sinde. Y el odio que ha suscitado esta mujer a colación de la ley de descargas empieza a salpicarnos a todos. Ojo, que no digo que sea culpa suya. Al menos no del todo. Primero, porque probablemente la ley no la haya escrito ella (vale, quitad el probablemente.). Segundo, por, en parte, tiene razón. A saber: no puede ser legal que haya gente que gane mogollón de dinero a costa del trabajo de otros. Repito que GANE DINERO. Si no se gana dinero compartir información no es ilegal a día de hoy y no debería serlo. Eso no es piratear. Y tercero, porque la reacción contra esta ley es en muchas ocasiones digna de nuestra larga tradición de cerrilismo sin sentido. Los cuatro iluminados de turnos a los que el anonimato de internet les lleva a soltar burradas sin contrastar, sin saber nada del mundo audiovisual y su industria, piensan que descargarse pelis por la cara es un derecho. Y mire, no. Se puede discutir si, como he dicho, es ilegal o no. Pero un derecho no es. Mejor harían montando campañas contra la banca o el sistema financiero que sí nos está robando derechos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s